LA TEORÍA DE LA GESTALT

El iniciador de esta corriente, Psicología de la Forma o Gestalpsychologie, es Max
Wertheimer (1880-1943) quien en 1913 publica un trabajo llamado “Estudios experimentales
sobre la visión de los movimientos”, este trabajo es considerado la piedra fundacional de esta
corriente.
Este “Estudios…” trata sobre un interesante fenómeno llamado “estroboscópico” o
“movimiento aparente” también conocido como fenómeno “phi”. Este fenómeno es el que se
experimenta cuando se percibe por ejemplo una proyección cinematográfica o una serie de
dibujos animados. Se percibe el movimiento en los personajes, cuando en realidad lo que se
reproduce es una proyección de imágenes fijas a determinada velocidad. Este fenómeno había
sido observado por otros científicos anteriormente, pero entendían desde su concepción
elementalista asociacionista que no era más que una ilusión, o un error de juicio del observador
y por lo tanto no un hecho perceptivo. Lo cual demuestra que la reducción a elementos
sensoriales simples desvirtúa lo esencial de una experiencia perceptiva donde se trata de la
interacción dinámica de estímulos locales bajo ciertas condiciones espaciales y temporales.
La Psicología de la Gestalt, ya organizada con Wertheimer y dos de sus discípulos
Wolfgang Köhler (1887-1967) y Kurt Koffka (1886-1941), va a plantear que: “Los hechos
psíquicos son formas, es decir unidades orgánicas que se individualizan y se limitan en el
campo espacial y temporal de percepción o de representación. Las formas dependen, en el
caso de la percepción, de un conjunto de factores objetivos, de una constelación de excitantes;
pero son transportables, es decir que algunas de sus propiedades se conservan en cambios
que de cierta manera afectan a todos esos factores. … La percepción de las diferentes clases
de elementos y de las diferentes clases de relaciones corresponde a diferentes modos de
organización de un todo, que dependen a la vez de condiciones objetivas y subjetivas”
(Guillaume, 1976: 21).
El campo privilegiado de investigación de esta corriente es la percepción. A fin de
poder comprender que es lo novedoso que introduce la teoría de la Gestalt, es necesario poder
precisar, definir qué es la percepción y qué lugar ocupa en el proceso de conocimiento.
Etimológicamente viene del latín, perceptio, que significa acción de recoger,
conocimiento. Conciencia de una sensación. Se presentan a continuación, algunos pasajes de
la definición del Diccionario de Filosofía de Herder: “Es un proceso psicofísico por el que el
sujeto transforma las diversas impresiones sensoriales (estímulos), previamente transportados
a los centros nerviosos, en objeto sensible conocido. Es esencial a la percepción la
aprehensión de la realidad, no como la impresión sensorial aislada o un haz de impresiones
sensoriales, sino como un conjunto global organizado, o una totalidad”.
De acuerdo a la definición del Diccionario de Psicología de Norbert Sillamy, ”la
percepción es una conducta psicológica compleja, mediante la cual el individuo organiza sus
sensaciones y toma conocimiento de lo real. La percepción está hecha de lo que es
directamente dado por los órganos de los sentidos, pero también de la proyección inmediata en
el objeto de cualidades conocidas por inferencia… La percepción es una relación del sujeto al
objeto: éste tiene sus características propias, pero yo lo percibo con mi subjetividad.. Más que
un simple fenómeno sensorial es una conducta psicológica compleja (importancia de la
memoria y de los aprendizajes) que corresponde a un cuadro de referencia particular,
elaborado a base de nuestra experiencia personal y social” (Sillamay,1976: 238-239).
Cualquier definición sobre la percepción, en un diccionario de psicología o incluso de
filosofía, lleva la marca de lo que introduce la Teoría de la Gestalt, la idea de conjunto global
organizado, totalidad.
El principio básico de esta corriente es: “una forma es otra cosa o algo más que la
suma de las partes” es decir que sus propiedades no surgen de la sumatoria de las
propiedades de los distintos elementos. El todo es una realidad con igual título que sus
elementos, por lo tanto el análisis de una percepción en sensaciones deja de lado lo más
importante. Percibimos por ejemplo “un paisaje”, y no volúmenes, colores, matices,
tonalidades, contrastes, distancias, sonidos dispersos o simplemente sumados.
Un párrafo de Köhler plantea claramente su posición teórica y metodológica:
“(los psicólogos de la Gestalt) Procedieron de forma distinta porque no les interesaban los
«elementos simples», las llamadas sensaciones locales. Primero decían tenemos que examinar
con total imparcialidad situaciones perceptivas e intentar encontrar en aquellos hechos que se
aparecen como más importantes; explicar su naturaleza si es posible; compararla con la
naturaleza de otros hechos y ver si, de esta forma, podemos deducir reglas generales que sean
válidas para muchos fenómenos”. (Köhler, 1972: 58).
Su posición teórica es crítica al elementalismo asociacionista, pero con relación al
método lleva la impronta del contexto histórico y científico, en la forma de entender qué es la
ciencia, y por lo tanto sostiene sus postulados, en el sentido de la experimentación y la
deducción de leyes o reglas generales.
Se retomará más adelante la cuestión del método.
Las formas o estructuras (gestalten) son los datos primeros, no es posible de
considerar una materia sin forma, como pura multiplicidad caótica. Pero a esta altura nos cabe
una pregunta, ¿las formas, son del dominio del pensamiento? ¿Son subjetivas? ¿Es una
noción objetiva que puede aplicarse por fuera de la psicología?
Para la Psicología de la Gestalt, los términos forma, estructura, organización
pertenecen tanto al orden biológico como psicológico.
“Un ser viviente es un organismo,… es un sistema cuyas partes, tejidos, órganos,
dependen del todo, el cual parece determinar sus caracteres. Esta organización no es sólo
estática sino dinámica, puesto que el juego de todas las funciones es solidario y que la vida del
ser resulta del equilibrio móvil de todos los procesos locales. La palabra adaptación resume
esas relaciones complejas del todo y de las partes. Las formas físicas y las formas orgánicas
se pueden aproximar”. (Guillaume, 1976: 23)
La vida mental, para esta corriente psicológica, aparece en el seno de la vida
fisiológica. Las raíces de la vida mental están en el organismo. La percepción y el pensamiento
están ligados directamente al sistema nervioso. La que estudia el psicólogo debe ser
aproximada a la que estudia el fisiólogo. Si nuestra percepción está organizada, el proceso
nervioso que le corresponde debe estar organizado del mismo modo. Si no hay elementos
psíquicos independientes tampoco hay procesos cerebrales elementales independientes. De
esta forma explican el principio de isomorfismo (igual forma). Principio que sustenta esta
corriente para explicar la relación cuerpo-mente.
El comportamiento, así como el proceso de conocimiento, está significativamente
estructurado, y las estructuras del comportamiento no están impresas en el organismo desde
afuera, sino que resultan de interacciones dinámicas entre el organismo y su ambiente, esta
interacción está mediada por las estructuras de percepción.
Köhler se dedicó a investigar a monos en Tenerife, en las islas Canarias. Sostenía que
la solución de un problema estaba vinculado con una reestructuración del campo perceptual y
esto ocurría cuando el animal tiene una comprensión por “insight” de la nueva situación. El
“insight” es un cambio súbito en el campo perceptual, que produce un nuevo efecto de sentido
y de comprensión del problema. La cuestión del cambio súbito en la organización del campo
perceptual, introduce el tema del tiempo. Para esta corriente el aprendizaje no es gradual, no
es un proceso; ni la experiencia pasada o la educación juegan un papel de importancia como
para otros autores, es el caso, por ejemplo, de Jean Piaget.
En el texto de Köhler anteriormente citado, a partir de la percepción de ciertas figuras,
nos plantea lo siguiente:
“Tampoco es ésta la única forma de demostrar que la experiencia pasada no puede ser
el factor principal que nos hace ver objetos como unitarios o cosas”. “Objetos muy conocidos
no se reconocen porque los procesos verdaderamente activos en la formación de entidades
visuales, con frecuencia, operan a menudo en contra de la apariencia y de los objetos que nos
son familiares”. “Los hechos que acabamos de discutir no sólo prueban que la experiencia
pasada no puede ser el factor principal responsable de la apariencia de los objetos en el campo
visual”. (Köhler, 1972:78-80)
Por esta razón se caracteriza a esta corriente como ahistórica, ya que sólo toma en
cuenta los factores coexistentes en el campo actual para la determinación de la conducta.
También podemos decir que es una psicología no genética, a diferencia de lo que postula
Piaget, ya que no va a ocuparse del modo en que se van configurando las estructuras
psicológicas, sino sólo de las leyes que rigen el funcionamiento de las estructuras organizadas.
En ese sentido es un enfoque descriptivo y no explicativo, ya que deja por fuera cómo se
construyeron estas estructuras organizadas.
Asimismo como parte de la investigación de Köhler, con los monos en Tenerife, el autor
concluye que las funciones estructurales, son una propiedad de la materia viviente no sólo de
la mente humana.
Esta búsqueda de continuidad entre los caracteres de los animales y del ser humano
nos plantea nuevamente la pregunta abierta en el libro del Profesor Héctor Scaglia, Conceptos
Preliminares, con relación a la importancia que tiene para la psicología definir lo
específicamente humano, ¿qué lugar darle al mundo simbólico y a la transformación que éste
produce en el hombre?, ¿hay o no continuidad entre naturaleza y cultura, entre comunicación
animal y lenguaje humano? ¿La resolución de un problema sólo está vinculado a una
reestructuración del campo perceptual? Preguntas que dejaremos abiertas en el presente
trabajo.
En relación a la cuestión del método, los psicólogos de la Gestalt, no renunciaron al
análisis minucioso y cuantitativo de los datos, sí al análisis elementalista de los
introspeccionistas que descartaban los informes de los observadores no entrenados. La
introspección, para la Psicología de la Gestalt, es un instrumento válido y utilizable. Pero
debido a que dicho método quedaba ligado a la Psicología Experimental de Wundt o a la
filosofía, han denominado a su método “fenomenológico” ”para nosotros fenomenología
significa una descripción directa tan natural y plena como sea posible” (Koffka, s/f). Teniendo
en cuenta que incorporaron asimismo técnicas experimentales de laboratorio, crearon una
verdadera “fenomenología experimental”.
Al inicio de este artículo, se ha planteado la gran influencia que ha tenido para esta
corriente, la Fenomenología de Husserl. El método fenomenológico se lleva a cabo siguiendo
varios pasos para poder describir el sentido de las cosas viviéndolas como fenómenos de
conciencia. Este método se concibe como una tarea de clarificación para poder llegar “a las
cosas mismas” partiendo de la propia subjetividad, ya que las cosas se experimentan
primariamente como hechos de conciencia.
El método fenomenológico de Husserl propone una sucesión de pasos, los más
importantes son:
a) Reducción fenomenológica: consiste en poner entre paréntesis, a modo de suspensión de
juicio, “la actitud natural” es decir suspender las creencias, el cuestionamiento si lo percibido es
real, los supuestos teóricos, las afirmaciones de las ciencias. El resultado de esta reducción
nos daría “el residuo fenomenológico” que son las vivencias o fenómenos de conciencia, tanto
los contenidos (nóema) como el acto con que se expresa este contenido (noésis).
b) Reducción eidética: la realidad fenoménica pierde las características individuales y
concretas, por lo tanto revela una esencia constante e invariable. La razón pone entre
paréntesis todo lo que no es fenómeno, y del fenómeno todo lo que no constituye su esencia,
su sentido, su forma o idea.
c) Reducción trascendental: resultado de la reducción fenomenológica, no sólo quedan los
contenidos de conciencia, las ideas sino también el hecho de que todo es conciencia, se
configura la unidad de la conciencia o la subjetividad. De esta conciencia trascendental surge el
mundo conocido.
Queda de manifiesto así la profunda relación del método fenomenológico propuesto por
Husserl, con el utilizado por la Psicología de la Gestalt.
“Debemos partir sólo de la percepción, tomándola tal cual es, con sus variedades tan
reales unas como otras, sin decidir a priori, en nombre de una fisiología arbitraria, que tal
propiedad proviene de la educación y tal obra debe ser considerada como más primitiva. De
golpe vamos a encontramos en presencia de hechos organizados; nuestro fin es describir esta
organización y buscar a qué obedece, haciendo variar las condiciones experimentales”
(Guillaume,1976: 49).
Ahora bien como consecuencia de las distintas investigaciones y experiencias los
psicólogos de la Gestalt han elaborado leyes referentes al campo perceptivo. Dichas leyes son
una respuesta a la pregunta ¿cómo se organiza la percepción? El principio fundamental, que
surge de estudios experimentales es que los elementos del campo perceptivo tienden a la
estructuración, es decir, a la organización de “gestalten, formas o totalidades” (se percibe una
torta y no cada uno de los ingredientes en forma separada, percibimos un libro y no la
sumatoria de papel, letras, tapas).
Vamos a desarrollar seguidamente algunas de las leyes fundamentales, ya que han
podido reunirse más de 100:
– Ley de pregnancia o buena forma: la percepción siempre es la mejor posible,
considerando la totalidad de los factores que coexisten en el campo perceptivo en un momento
determinado.
– Ley de proximidad: tendemos a percibir juntos elementos próximos en el tiempo y en
el espacio.
– Ley de similitud o semejanza: según la cual los estímulos similares en tamaño, peso
o forma tienden a ser percibidos como conjuntos.
-Ley de la dirección: las figuras tienden a verse de manera tal que la dirección
continúe fluidamente.
– Ley de cierre: se refiere a la tendencia a percibir formas “completas” aún partiendo
de datos perceptuales incompletos. Por ejemplo, aunque le falte una letra a una palabra
conocida, reconocemos tal palabra, o al escuchar un ritmo que se interrumpe hay una fuerte
tendencia a efectuar el cierre completando dicho ritmo.
– Ley de figura y fondo: según la cual la organización de la percepción se da siempre
en función de un recorte que define una figura sobre un fondo.
Todas estas leyes aluden a la organización del campo perceptual. La noción de campo,
proviene de la física. Fue desarrollada por el físico británico del s.XIX, James Clerk Maxwel, en
su teoría electromagnética. El campo es la región en la que se ejerce sobre un objeto una
fuerza gravitatoria, magnética, electrostática o de otro tipo. Se supone que estas regiones
están recorridas por líneas de fuerza imaginarias, muy juntas donde el campo es más intenso y
más espaciadas donde es más débil. Esta conceptualización de la física incluye cuestiones
como la distribución de fuerzas, la interacción, la tendencia al equilibrio. Este concepto es
trasladado por Köhler al ámbito de la psicología de la Forma, para explicar el modo en que
interactúan el organismo y el medio. El concepto de campo, tuvo una amplia repercusión en las
ciencias sociales y fue retomada por la psicología social, la dinámica de los grupos, con las
nociones de roles que se complementan y tienden al equilibrio y también en las técnicas de
terapia familiar.
Cabe aclarar para finalizar que los representantes de la Psicología de la Gestalt han
desarrollado su tarea en Alemania entre 1910 y 1935, luego con el advenimiento del nazismo,
se exiliaron en Estados Unidos, donde el conductismo era la psicología oficial. Luego de un
tiempo de confrontación inevitable en los desarrollos posteriores de lo que se conoce en la
actualidad como terapia gestáltica se nota la influencia de la psicología de la conducta.
La psicoterapia gestáltica propone un trabajo en el marco “del aquí y ahora”, para
producir una conducta observable, no haciendo hincapié en lo que el paciente dice o piensa, ni
en las causas o sus motivaciones. Se observa entonces que como consecuencia de esta
comunión, esta terapia termina utilizando técnicas conductuales.

~ por guillermodelosriosb en abril 15, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: